Por MDO/E.P.

La presidente de la Comunidad de la capital española, Isabel Díaz Ayuso, no piensa que vaya a haber una rotura entre el Gobierno central y el independentismo catalán a causa del espionaje con Pegasus.

«¿Alguien piensa que vayan a romper? ¿A dónde van sin Sánchez? Si no tienen dónde desplomarse, en Cataluña ya no los soporta absolutamente nadie», ha cargado en un mitin en Alcobendas en su carrera para encabezar el PP de la villa de Madrid.

Comprende, además de esto, que desde el Ejecutivo central se ha sido «torpe» por el hecho de que han dado «gasolina» al independentismo para su «victimismo» en el instante en el que están «más enclenques».

«6 veces he ido a Cataluña desde el momento en que soy presidente y nos han dicho lo mismo, que vayamos pues no se soporta más esa corruptela basada en dividir a los catalanes», ha proseguido la líder autonómica.

En frente de ello, ha aseverado que desde la capital de España se negarán a que el nacionalismo «prosiga secando España» e intentado mudar el país «por la puerta de atrás», como comprende que sucede en autonomías como Valencia o Baleares.

«De veras consideramos que romperá con Sánchez? Ni en cien vidas», ha remarcado Díaz Ayuso, quien ha acusado, además de esto, al presidente de haber «asolado» todas y cada una de las instituciones que le afirmaban «que había un límite».

Como un ejemplo de ello, ha convocado a la manera «retorcida» de añadir a la comisión de secretos oficiales del Congreso de los Miembros del Congreso de los Diputados a «los que vienen del ambiente de ETA». «Lo oye cualquier Gobierno y no lo cree. Gente que no ha dudado en matar», ha apostillado.

Comprende, además de esto, que el inconveniente del Partido Socialista Obrero Español es que «cuando se vaya el presidente no queda nada» por el hecho de que ya o queda «ni partido ni principios» y han hecho «lo opuesto» a la igualdad «que prometían», «igualar todos a mal y así no se puede equiparar».

la villa de Madrid como modelo de administración del PP

Frente al Ejecutivo central ha ubicado a la Comunidad de la capital española como un ejemplo del «Gobierno que España se pierde» mientras que el PP no se halla en La Moncloa.

Es por este motivo que comprende que es que «fundamental» el Congreso regional del PP que va a tener sitio en unas semanas en el que se debe meditar sobre «qué la capital española se quiere para el futuro» y la manera en la que el partido puede ser «útil» en su consecución.

«No tenemos la verdad absoluta, por más que las encuestas afirmen cosas. Por eso debemos ir a más. Nos debemos a más de siete millones de jefes, los madrileños», ha proseguido Ayuso, quien espera que el cónclave sirva para «reiniciar el partido» y prepararlos para unas elecciones en las que se probará «que el 4M no fue una anécdota fruto de una circunstancia específica», sino más bien una «forma de trabajar con corazón, cabeza y bravura».

«Deseo decir a los ciudadanos que no se han equivocado (…) Os vamos a dar más humildad y proximidad a fin de que se repita aún más el 4M el próximo año», ha apostillado la líder regional.