La presidente de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha espetado a Monasterio que tiene «la fortuna y el privilegio de permitirse decir cualquier cosa pues no rige» y ha protegido que como presidente debe aceptar «extensas responsabilidades» en la Comunidad, a la que debe dotar «de estabilidad, normalidad y de total convivencia».