Los resultados ya están encima de la mesa. Isabel Díaz Ayuso y su candidatura con el PP se han hecho con una extensa mayoría en unas elecciones que han dejado a 2 grandes damnificados: Ciudadanos, que no ha logrado superar la barrera electoral del cinco por ciento, con lo que no consigue representación parlamentaria; y el Partido Socialista, que ha visto mermada en trece escaños su presencia en la Cámara regional respecto a los precedentes comicios.

El mapa de la zona madrileña se ha teñido de azul excepto 3 ayuntamientos que sostienen el rojo: Navarredonda, Fuentidueña de Tajo y El Atazar, únicos Municipios donde los vecinos han dado más votos a los socialistas. Lo mismo ocurre en los distritos de la capital, donde ha desaparecido el conocido ‘cinturón rojo’ a favor de Isabel Díaz Ayuso y en todos ha ganado el Partido Popular. Los datos de estos comicios son incontrovertibles, ya son parte de la realidad y de la historia política de la Comunidad de la capital de España.

Con la resaca electoral todavía presente, una de las cuestiones que exudan comentarios es el pasmoso resultado que la presidente regional ha conseguido con respecto a los precedentes comicios, festejados hace solo un par de años. Para Luis García Tojar, maestro de Sociología y Comunicación Política de la Universidad Complutense de la villa de Madrid, es “complicado comprender el resultado del PP sin 2 variables” clave en esta ocasión: “La obtención de una gran parte del voto nuevo, seguramente de gente joven, y un posible traspaso de votos del Partido Socialista al PP”, afirma a Madridiario.

Aunque repite a este medio en múltiples ocasiones que “todas las contestaciones que puedan darse el día de hoy tienen un fuerte componente especulativo pues estamos a la espera de tener datos postelectorales”, García Tojar explica que asimismo “el PP ha recogido un sinnúmero de votos de Ciudadanos, mas no tantos” para conseguir las cantidades de este cuatro de mayo. “Si sumamos los resultados de las elecciones de dos mil diecinueve del PP y Ciudadanos, no resulta lo conseguido ayer de noche, con lo que de repente esas serían las 2 variables que explicarían los resultados de Isabel Díaz Ayuso”.

Para Antonio Campuzano, cronista y analista político, la clave de la victoria del PP se halla en parte en el instante histórico en el que se han celerado las elecciones: “Los méritos personales de la aspirante no son semejantes, los factores del triunfo de Isabel Díaz Ayuso no son internos, mas se ha logrado favorecer de una situación histórica”, comenta a Madridiario. Como arguye, la líder regional “ha aglutinado todo el malestar contra el socialismo, de forma especial el malestar contra el presente Gobierno de alianza, y ha sumado los supuestos beneficios de su política tolerante con respecto a la crisis sanitaria”.

“Ayuso ha absorbido todo el voto de Ciudadanos, que ha sido la enorme equivocación de la política de España en los últimos años”, afirma Campuzado. Para el analista, desde la capacitación naranja se ha creado “una ficción que pretendía contestar a una encarnación del centro político, mas realmente siempre y en todo momento han sido una ‘marca blanca’ del Partido Popular”. Como afirma, los votos que Albert Rivera, en un primer instante, quitó al PP, han vuelto a la capacitación de una “manera muy áspera, mas han vuelto al sitio del que venían”. Para García Tojar, no obstante, la pérdida de votos de Ciudadanos tiene más que ver con la mediatización política.

“La política actual está muy polarizada, con lo que quien desee templar los ánimos tiene el viento en contra. Absolutamente nadie ha sido capaz de hacerlo, Ciudadanos lo ha intentado mas el alegato era amigos contra contrincantes, con lo que procurar charlar de administración era ingenuo”, medita. Los de la capacitación encabezada, esta vez, por Edmundo Bal “se han esforzado” a lo largo de la campaña en trasladar el mensaje, y los ciudadanos “que han puesto algo de pretensión en percibir el alegato ha podido escuchar charlar de medidas, mas el alegato de titular ha estado dominado por el enfrentamiento y en un caso así además de esto ha implicado amenazas de muerte”, afirma.

En este escenario, afirma Campuzano, “quien ha fallado ha sido el PSOE”. Como apunta, en la suma de todos y cada uno de los escaños conseguidos por las fuerzas de izquierda se aprecia que es la caída del Partido Socialista la que obstruye conseguir mayoría para conformar Gobierno, puesto que tanto Unidas Podemos ha subido con respecto a los pasados comicios (de siete a diez) como Más la capital de España, sorpresa de la noche electoral con veinticuatro escaños (de veinte). “Es la pérdida de los trece escaños de los socialistas lo que no deja sumar, si se hubiesen mantenido con los resultados pasados, de treinta y siete miembros del Congreso de los Diputados, sería otra cosa”, afirma.

No obstante, Campuzano no se aventura con la hipótesis de que ha habido un traspaso de votos del Partido Socialista Obrero Español al Partido Popular: “Parece que pudiese haber una fuga de votos, mas me prosigue costando que sea de esta forma. Siempre y en toda circunstancia hay cierto ‘voto exótico’, mas me inclino por el hecho de que esa participan tan alta ha producido que gente que ya antes había votado al Partido Socialista se ha abstenido en esta ocasión”, apunta. En todo caso, repite que “han fallado el Partido Socialista Obrero Español y Gabilondo”, quienes han “arrastrado el malestar de la propia marca, en la capital española particularmente”.

“Madrid es un territorio político muy polarizado y se ha puesto en el horno todo el malestar sobre la figura de la alianza en el Gobierno central en el Partido Socialista Obrero Español, y además de esto se ha visto que Ángel Gabilondo no es la cabeza de cartel más idónea”, comenta. “La gente desea otro género de aspirante, le han superado las circunstancias y ha mantenido un perfil bajísimo en frente de los desmanes de Isabel Díaz Ayuso a lo largo de la crisis sanitaria, ha preferido un tono pausado y calmado que le ha penalizado en estas elecciones”, afirma Campuzano.

Dicha penalización, en todo caso, no ha sido solo cara la derecha, asimismo cara la izquierda. Como narra García Tojar, de los votantes madrileños socialistas “que se han ido a votar al PP se aúnan los que se han decantado por Más la capital de España, que consigue sus resultados exactamente de ahí”. La explicación, desde su opinión, es que su electorado “se ha visto algo descuidado por sus líderes a lo largo de la pandemia, quienes han mantenido una actitud pasiva frente al Ejecutivo madrileño”, mas además de esto hace hincapié en que el “Gobierno central que ha hecho poquísimo esmero pedagógico en la villa de Madrid para explicar las medidas y limitaciones que había que tomar contra la pandemia”.

“Se suma que ha sido un planteamiento errante de la campaña, como se ha visto, con un aspirante que no tenía claro que quisiese serlo y que ha fluctuado en su mensaje durante la campaña, por el hecho de que primero solicitó el voto de Ciudadanos, después el apoyo de Unidas Podemos…No se puede atribuir a Ángel Gabilondo toda la culpa, hay un desgaste general de los ciudadanos por las medidas contra la pandemia que ha manado y ha confrontado al Gobierno central contra el de autonómico, que ha culpado a Sánchez de la dureza de las medidas”, explica García Tojar.

Sobre otra de las noticias de la jornada, la salida de Pablo Iglesias, los dos coinciden en apuntar que “el resultado no ha sido una debacle, en verdad las previsiones, antes que Pablo Iglesias fuera el aspirante, señalaban que la capacitación podía no entrar en la Reunión de Madrid”. De no haber frecuentado como cabeza de lista, apuntan, “el resultado de la capacitación morada podría haber sido mucho peor”, afirma García Tojar, que matiza que “otra cosa es que los resultados que aguardaban no se hayan cumplido”.

Para Campuzano, las cantidades de Unidas Podemos forman un éxito: “Frente a lo que puedan opinar todos los otros, Iglesias ha ofrecido una ejemplaridad que no es normal en la dimensión pública”, afirma mientras que explica que el hasta ayer de noche líder de Unidas Podemos “se ha puestos prueba a si mismo, ha descendido a los avernos desde el palacio para salvar a su partido en la villa de Madrid, lo ha hecho mas como ha visto que no ha sido útil para lograr la meta, que era regir con las izquierdas, se va a casa. A eso se le llama ejemplaridad pública”, sentencia.

En todo caso, para García Tojar de confirmarse las hipótesis que se pueden hacer de momento sin conocer los resultados de los estudios artículo-electorales, “habría que charlar de las consecuencias estratégicas de la campaña popular”. Por poner un ejemplo, comenta a este diario, que si se comprobase que ciertamente el PP ha aglutinado mucho voto nuevo o bien joven “es evidente que la capacitación va a continuar sosteniendo una situación beligerante contra el Gobierno central en concepto de medidas contra la pandemia”.

Por otro lado, comenta el sociólogo y maestro, “en en caso de que la segunda fuente de votos parta de un traspaso de votos desde los socialistas, puede que se opte por un enfrentamiento político mayor y, por lo tanto, una mayor polarización política en un medio plazo entre el PP y el PSOE”. Al respecto, Campuzano agrega que “los tiempos de política duran muy poco”, y que si se ha dado la vuelta a los resultados en un par de años, asimismo puede acontecer lo mismo de cara a dos mil veintitres, con lo que ahora el reto asimismo se halla en “mantener las cantidades obtenidas”. Como sentencia: “Madrid es el rompeolas de las ‘Españas’ mas en año y medio hay de nuevo elecciones”, vamos a ver a ver qué ocurre.