Georgia Global Utilities (GGU), filial al cien por ciento de Georgia Capital (GCAP), es dueña y opera las infraestructuras del ciclo del agua de Tiblisi, Miskheta y Rustavi, incluyendo: la presa y embalse de Zhinvali, con capacidad de quinientos veinte Hmtres, siete plantas Potabilizadoras (ETAP), 1 gran Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (EDAR), cincuenta y ocho Estaciones de bombeo, ciento dieciocho depósitos y cuatro.300 quilómetros de redes de distribución y mil setecientos km. de alcantarillado. Del mismo modo asimismo es dueña y operadora de esenciales activos de generación de energía renovable que alcanzan una potencia instalada de doscientos cuarenta MW en nueve plantas mayoritariamente hidroeléctricas, ciertas de ellas asociadas a los activos del ciclo del agua (ciento cincuenta MW) y otras independientes (noventa MW).

Aqualia y GCAP han alcanzado un pacto a través de el que el proceso se realizará, a lo largo del año dos mil veintidos, en 2 fases: en una primera, que se prevé llenar a fines de enero, Aqualia adquiere el sesenta y cinco por ciento de la presente GGU, que incluye los activos de agua y energías renovables, por un costo de ciento ochenta millones de USD. GGU tiene actualmente emitido un bono verde por un coste de doscientos cincuenta millones de USD, que se prevé anular de forma adelantada.

En una segunda fase, GGU escindirá los activos de renovables independientes, quedando en el perímetro de GGU solamente los activos de agua (y cuatro plantas hidroeléctricas asociadas a las infraestructuras del ciclo del agua), alcanzando ahora la participación de Aqualia el ochenta por ciento de GGU. Tras la escisión GGU prevé producir un bono ceñido al nuevo perímetro de la sociedad.

Además de esto, Aqualia ha concedido a GCAP una alternativa de venta, ejercitable en dos mil veinticinco o bien dos mil veintiseis, y GCAP ha concedido a Aqualia una alternativa de adquiere, ejercitable en la data de vencimiento del periodo de opción de venta, por el veinte por ciento sobrante.

El importe de la transacción, ciento ochenta Millones de USD por el ochenta por ciento de la sociedad, implica una valoración de la compañía (EV) de ocho,9 veces el EBITDA a cierre del presente ejercicio dos mil veintiuno.

Georgia es un país con una pujante economía, transparente y abierta a la inversión extranjera, asociado preferente de la Unión Europea, con un Pacto de Asociación actual desde dos mil dieciseis.

Con una población de tres,7 millones de habitantes, recibe ocho millones de turistas por año y se halla entre los países con mayores comodidades para los negocios (World Bank. Ease of Doing Business Rank) y en trasparencia (Transparency International IPC Rank) en niveles afines o bien mejores que múltiples países miembros de la Unión Europea.

La administración del agua, como la energía y el gas, son campos regulados en Georgia por el GNERC (Georgian National Energy and Water Supply Regulatory Comission). El sistema regulativo, tipo RAB (Regulatory Asset Base), está orientado a atraer inversiones en el campo de las utilities, asegurando a los inversores la restauración de la inversión y de los costos de la operación con retornos convenientes. Es un sistema conocido para Aqualia al ser realmente afín al que rige para Smvak (filial al cien por ciento de Aqualia) en la República Checa.

La independencia y profesionalidad del regulador GNERC han sido unos de los factores que han determinado la resolución de hacer la operación.

Georgia Capital es el más esencial conjunto inversor de Georgia, que cotiza en la Bolsa de la ciudad de Londres, con una cartera muy diversificada en campos como la Banca, Seguros, Salud, Farmacéutico, Nutrición o bien Inmobiliario, entre otros muchos.

En comparación con cuerdo, Irakli Gilauri, presidente y CEO de GCAP ha declarado: “Este es un jalón esencial para Georgia Capital que marca el logro de una prioridad estratégica clave con la finalización triunfante del ciclo de inversión completo de nuestra estrategia: invertir, medrar y explotar comercialmente mediante una salida de efectivo”.

“Estoy encantado de haber acordado la venta del negocio de servicios de agua a un comprador estratégico de tan alta calidad como lo es Aqualia. El sólido equipo de administración de esta empresa puede añadir un valor substancial a los servicios de agua en este nuevo escenario, y cuenta absolutamente con nuestro apoyo como accionista minoritario”.

Por su lado Félix Vid, CEO de Aqualia, ha declarado: “El interés de Aqualia en Georgia y en el sistema de agua de Tiflis viene de lejos, puesto que participamos en el primer proceso de privatización del sistema de abastecimiento de agua y saneamiento en dos mil ocho, y hemos seguido de cerca y con interés la evolución del activo hasta la fecha”.

“Los equipos de Aqualia y GCAP llevan meses trabajando en un pacto que crea valor para las dos partes. En el caso de Aqualia, esta operación supone un jalón más en el esencial desarrollo de la compañía en los últimos tiempos en la administración del ciclo integral del agua, así sea en la adjudicación de concesiones en un largo plazo o bien por la adquisición de activos regulados, en propiedad, como es el caso de GGU”.

“GCAP sostendrá una participación del veinte por ciento en GGU en el futuro próximo. De esta manera, la combinación de su profundo conocimiento del marco regulativo del país y la profesionalidad de su equipo, así como la tecnología y experiencia de Aqualia en el ámbito del agua, garantiza la continuidad en los éxitos de la compañía, y altos estándares de desempeño y calidad de los servicios”.

Aqualia es la compañía de administración del agua participada por el conjunto de servicios ciudadanos FCC (cincuenta y uno por ciento ) y por el fondo ético australiano IFM Investors (cuarenta y nueve por ciento ). La compañía es la cuarta empresa de agua de Europa por población servida y la novena del Planeta, conforme el último ranking de Global Water Intelligence (marzo de dos mil veintiuno).

Actualmente presta servicio a treinta millones de usuarios de diecisiete países: Argelia, Arabia Saudita, Colombia, Chile, Ecuador, Egipto, Emiratos Árabes, España, Francia, Italia, México, Omán, Portugal, Qatar, Rep. Checa, Rumanía y Túnez.

En el ejercicio dos mil veinte registró una cantidad de negocio de mil ciento ochenta y ocho millones de euros y un EBITDA de doscientos ochenta y tres millones de €, que no significó un descenso sobre el ejercicio dos mil diecinueve pese a la pandemia. A treinta de septiembre de dos mil veintiuno el EBITDA alcanzó doscientos diecisiete con uno millones de €, lo que representa un aumento del cuatro,1 por ciento sobre el resultado a esa data del año precedente.