Por MDO/E.P.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un R. D. por el que el uso de mascarillas va a dejar de ser obligatorio en espacios interiores desde este miércoles, tras ser publicado en el Folleto Oficial del Estado (BOE).

En conferencia de prensa, la ministra de Política Territorial y portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, ha festejado la medida, que «ha sido posible merced a un trabajo conjunto y un esmero agremiado en el que ha debido ver mucho la estrategia de vacunación».

«Es un día muy singular para el Gobierno y el conjunto de los españoles en la lucha contra el virus. Estamos avanzando en la normalidad. Mañana vamos a poder desprendernos en interiores de las mascarillas y enseñar nuestros semblantes y nuestras sonrisas», ha jaleado.

La ministra ha incidido en que este país se halla en el “momento oportuno” para tomar dicha medida, que ha calificado como “muy meditada”. «Nos hallamos en un contexto epidemiológico conveniente que deja la flexibilización del uso de las mascarillas. Está motivada por la muy alta cobertura vacunal de este país, que ha alterado las peculiaridades de la pandemia. Y la gravedad de la enfermedad ha descendido de forma esencial por el impacto positivo de las vacunas”, ha señalado.

Pese al temor extendido sobre un posible incremento de contagios tras los días festivos, Carolina Darias se ha mostrado partidaria de retirarlas sin aguardar a ver el impacto de la Semana Santa. «Hace un año teníamos un veintiuno por ciento de ocupación de UCI y hoy es del cuatro por ciento. Ha podido haber alguna oscilación en la incidencia mas no se ha producido un elevado incremento en la ocupación hospitalaria. Es una medida conforme con las personas especialistas de la Comunicación de Alarmas y contó con la práctica unanimidad de los miembros del Consejo Interterritorial».

¿Dónde sí y dónde no?

La mascarilla seguirá siendo obligatoria en centros, servicios, establecimientos sanitarios, centros de salud, centros de salud, centros de transfusión de sangre o farmacias. No va a ser preciso que la lleven las personas ingresadas en centros de salud, siempre y cuando se hallen en su habitación.

Asimismo va a deber llevarse en interiores en centros sociosanitarios como las viviendas de mayores. No va a ser obligatoria para los ancianos mas sí para los trabajadores y los familiares que efectúen visitas.

La mascarilla aún va a ser obligatoria en transporte aéreo, tren, cable, buses y cualquier clase de medio público, si bien solo cuando se vaya a entrar en el transporte. Se va a poder aguardar el Metro o el Cercanías en el andén sin mascarilla mas va a ser obligatorio llevarla en el furgón. En los navíos, se va a deber llevar cuando «no se pueda sostener la distancia de uno con cinco metros.

No va a haber que llevarla en los centros de educación

Una de las primordiales dudas que viraban en torno a medida era lo que respecta a los centros de educación. No obstante, este martes, la propia ministra ha asegurado que «no se empleará en ningún caso en entornos escolares”. «Ya no era obligatoria en recreos y ahora tampoco lo va a ser en todos y cada uno de los campos de los centros educativos”, ha añadido Darias.

En el campo laboral tampoco va a ser obligatoria, generalmente, si bien van a ser los propios responsables de prevención de riesgos de las compañías los encargados de poder convenir su uso «dependiendo de la evaluación de peligro del puesto».

Tampoco va a ser obligatoria ni en interiores ni en exteriores en partidos de futbol o baloncesto, si bien la ministra ha aconsejado un «uso responsable» en esta clase de acontecimientos masivos.

A pesar de la retirada general de la mascarilla, Carolina Darias ha recomendado un “uso responsable” en la población frágil como mayores de sesenta años, personas inmunocomprometidas, con alguna enfermedad de peligro esencial, embarazadas o profesorado con algún factor de vulnerabilidad. También, se aconseja utilizarla en acontecimientos tumultuarios, aglomeraciones y en asambleas privadas cuando haya presentes personas frágiles.

La ministra de Política Territorial y portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, asimismo ha festejado la nueva medida, asegurando que «ha sido posible merced a un trabajo conjunto y un esmero agremiado en el que ha debido ver mucho la estrategia de vacunación».

«Es un día muy singular para el Gobierno y el conjunto de los españoles en la lucha contra el virus. Estamos avanzando en la normalidad. Mañana vamos a poder desprendernos en interiores de las mascarillas y enseñar nuestros semblantes y nuestras sonrisas”, ha explicado.