Por MDO/E.P.

La Asociación de Médicos y Titulares Superiores de la capital española, Amyts, ha advertido este viernes de que la «inacción» de la Consejería de Sanidad puede llevar a la pérdida de más de mil residentes «en plena desescalada», puesto que «en un mes mil cuatrocientos cuarenta y uno residentes se transformarán en especialistas y no se les ha ofrecido ningún género de contrato».

El sindicato ha hecho público en un comunicado que le consta que abundantes residentes de último año están comenzando a percibir ofertas de trabajo de otras comunidades y países, mientras que la Comunidad todavía no ha manifestado ninguna pretensión de continuar contando con los que concluyen esta etapa profesional el veinte y veintiseis de mayo, cuando les toca un nuevo contrato como especialistas.

«Tengo constancia de que reiben ofertas de empleo de otras CCAA y otros países. Me preguntan si sabemos algo de la capital de España», ha manifestado la presidente del Campo Médicos Jóvenes y MIR de Amyts, Sheila Justo. «Los residentes de último año han tenido un papel esencial en esta crisis sanitaria. Han asumido responsabilidades comparables a un adjunto frente al déficit de las plantillas por profesionales enfermos, y como es el caso, de Ifema», ha recordado.

Conforme Amyts, «la villa de Madrid no se está preocupando de sostener a los residentes de una especialidad como es Medicina de Familia», cuando ya se planea que los centros de salud se ocupen de encauzar esta desescalada.

En este sentido, la presidente del Ámbito Médicos Jóvenes y MIR insiste en que se aproxima una fase donde estos médicos van a ser «clave», puesto que «con la desescalada hay que regresar a la actividad asumiendo listas de espera que quedaron paralizadas, reemplazando a profesionales agotados, otros que pueden caer enfermos tras las partidas de mascarillas imperfectas y la cobertura de las vacaciones tan precisas tras el gran esmero».

«Escribimos desde el Comité de Empresa de residentes una carta a la Consejería de Sanidad hace una semana y, como las múltiples cartas que hemos escrito del órgano legitimado de representación, no hemos conseguido contestación. Nos podemos hallar en un mes sin profesionales para trabajar», ha concluido Justo.