Por MDO/E.P.

El regidor de la capital de España, José Luis Martínez-Almeida, ha ofrecido este miércoles a la Delegación del Gobierno la cooperación de la Policía de la capital para desarrollar una operación conjunta, «con autorización judicial», y que se «desmonten las plantaciones de mariguana en la Cañada Real».

«Acá tienes a la Policía Municipal para una operación conjunta con autorización judicial para terminar con las plantaciones de mariguana, desmontarlas todas y cada una. Volveremos a la situación que había, que no se generaban con esos enganches los cortes de luz que había», ha expresado tras la presentación del proyecto para cubrir la M-treinta a su paso por el viejo estadio Vicente Calderón.

El ofrecimiento llega una vez que el Relator singular de la Organización de la Naciones Unidas para la Extrema Pobreza, Oliver De Schutter, haya indicado que «lo realmente irresponsable es dejar a pequeños sin electricidad a lo largo del invierno» y que el Gobierno nacional no es responsable.

Almeida ha asegurado que «el Municipio acepta su responsabilidad; en Filomena pusimos un recurso para familias». El regidor ha indicado que lo que existe es «un inconveniente de orden público, de seguridad ciudadana«. En este punto ha hecho hincapié en que ha aumentado un setenta por ciento el consumo de energía mas no los enganches y ha añadido que «los cortes no eran un inconveniente usual, y había exactamente los mismos enganches ilegales».

El Gobierno mandará una contestación a la Organización de la Naciones Unidas

El Ministerio de Temas Exteriores prepara una contestación sobre la situación en la Cañada Real Galiana que mandará a la Organización de la Naciones Unidas «en los próximos días», conforme han informado fuentes del Ministerio de Exteriores.

El Alto Comisionado mandó una carta a Oliver De Schutter en la que aseveraba que la «situación de urgencia en la Cañada Real es de extrema gravedad» y aseguraban que les produce «una enorme inquietud» mas precisaban que el Gobierno no puede solventar el inconveniente sino más bien solo dar su «apoyo» a la Comunidad de la capital de España y al Municipio. Concretamente, explicaban que se había reunido con la Comunidad de la capital española y el Municipio para «facilitar la consecución de un pacto que aporte una solución al inconveniente».

Ahora, Exteriores ha informado que «trasladará una contestación en los próximos días», contestación que va a estar fuerza de plazo, puesto que este venció el martes dieciseis de febrero, cuando se cumplían sesenta días de la comunicación remitida por los Relatores a España, conforme comprueban fuentes de la Organización de la Naciones Unidas.

Este martes, fuentes gubernativos notificaron que el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda dos mil treinta, ha impulsado la creación de un conjunto de trabajo con la participación de todas y cada una de las administraciones eficientes y entidades implicadas, para dar una solución a la situacuón que se vive en la Cañada Real.