Por MDO/E.P.

Tras conocerse que el pacto de Partido Socialista y Unidas Podemos para la Ley de Residencia establece un recargo de hasta el ciento cincuenta por ciento en el IBI para casos de casas vacías, que van a poder aplicar los municipios, el regidor de la villa de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha advertido que el Consistorio madrileño no penalizará a los dueños de pisos cerrados y que «si fuerzan», se articularán medios para «que no repercuta a los madrileños».

El regidor ha recordado que el Municipio de la capital española «ha bajado ciento doce millones de euros el IBI, y bajará el IBI el año próximo». «No vamos a recargar el IBI de residencias vacías. Es un ataque a la propiedad privada con escasos precedentes y va a ser inútil pues no ayudará a solucionar un inconveniente que existe», ha apostillado.

Martínez-Almeida ha reiterado que esta ley de residencia es «un ataque a la propiedad privada como en ningún otro instante de la democracia», y ha apuntado que «Partido Socialista no debería subordinar el interés de España a continuar rigiendo con Podemos» para «encontrar y también intervenir la propiedad privada».

El regidor ha mencionado a que estas medidas son «ensayos fracasados que atentan contra derechos esenciales como la propiedad privada» como «ya se han visto en otros países».

La futura normativa asimismo apuesta por el parque publico de alquiler, con una reserva del treinta por ciento de todas y cada una de las promociones para residencia protegida. La mitad de esta proporción, el quince por ciento, se dedicará a alquiler social. Además de esto, conforme el pacto, los grandes dueños van a tener la obligación de bajar el costo del alquiler en las zonas tensionadas, al paso que se prevé la congelación de costes por la parte de los pequeños dueños, incluyendo los que solo tienen un piso en alquiler.

Como ha indicado el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, esta ley pretende ser un «paraguas estatal», si bien la última palabra queda a cargo de los gobiernos regionales y municipales, que ostentan las competencias en materia de Residencia. En verdad, van a ser las comunidades quienes declaren que una zona se considera tensionada, y los Municipios van a tener en su mano la resolución de establecer sanciones a través del IBI a las residencias vacías.

El acuerdo en materia de residencia incluye, además de esto, medidas para procurar adelantar la edad de emancipación de los jóvenes en España, que se incluirán en los Presupuestos. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado asimismo la creación de un bono joven de residencia, dotado con doscientos cincuenta euros mensuales a lo largo de un par de años, que favorecerá a los jóvenes de entre dieciocho y treinta y cinco años, con rentas del trabajo y con ingresos anuales inferiores a veintitres y setecientos veinticinco euros. En el caso de las familias más frágiles, va a poder completarse con más ayudas directas al alquiler de hasta el cuarenta por ciento.