El vicepresidente de la Comunidad de la capital española, Ignacio Aguado, ha pedido al Gobierno central a lo largo de su visita a la sede de Temaer Hospitalaria, la única empresa madrileña que fabrica mascarillas FFP2, que baje el Impuesto sobre el Valor Añadido de las mascarillas FFP2 del veintiuno al cuatro por ciento, advirtiendo que no valen «disculpas».

A lo largo de su visita a la compañía ubicada en Pinto, Aguado ha pedido al Ejecutivo de Pedro Sánchez “que vaya dando pasos, que no vayamos siempre y en toda circunstancia tras el virus, que se comprometa, que se moje y que baje el Impuesto sobre el Valor Añadido de las mascarillas FFP2 del veintiuno por ciento al cuatro por ciento. Carece de sentido que paguemos exactamente el mismo Impuesto sobre el Valor Añadido por adquirir un yate que por adquirir una mascarilla que salva vidas. No me valen las disculpas de ‘Europa no nos deja’. Europa deja bajar el Impuesto sobre el Valor Añadido», ha aseverado.

Aguado, ha instado al Gobierno a que se adelante «a las necesidades y al virus», al paso que ha señalado que la mascarilla FFP2 «es de máxima protección». Tal como ha remarcado, “esta mascarilla puede salvar y está salvando muchas vidas, se ha transformado en un factor esencial en la vida de bastantes personas y de ahí que creo que hay que poner las mayores comodidades posibles a fin de que la gente pueda adquirir as y pueda emplearlas».

Además, Aguado ha recordado que la Comunidad de la capital española entregó 2 mascarillas de esta clase a los madrileños el mes pasado de junio y que ahora ha vuelto a ofrecerlas a los mayores de sesenta y cinco años. «Nos afirmaban hace unos meses que estas no eran las que había que obsequiar, que era una insensatez hacerlo. Puesto que creo que llevábamos razón, que es una mascarilla que hay que fortalecer», ha apostillado.

Por otra parte, Aguado ha señalado la relevancia de la industria, «que debe complementar al campo servicios», ha subrayado que la pandemia ha mostrado la «necesidad imperiosa de tener una industria potente». Además, el líder madrileño ha considerado que algo están «haciendo mal» cuando teniendo una compañía en la villa de Madrid que genera mascarillas FFP2 no es el primordial distribuidor de la administración.

«Probablemente hay una explicación, mas no es posible que haya una compañía con capacidad para generar mascarillas y nos debamos ir al otro rincón del planeta a adquirirlas», ha apuntado. Al respecto, se ha comprometido a charlar con la presidente regional, Isabel Díaz Ayuso, y con el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, para «explorar fórmulas» para «cuidar» este género de empresas.

Rebaja de las limitaciones

En exactamente el mismo acto, Aguado ha manifestado con respecto al retraso del toque de queda hasta las veintitres horas que si se puede se va a poner en marcha este viernes y «si no, va a haber que aguardar al lunes». El vicepresidente ha remarcado en declaraciones a los medios que la meta del Gobierno regional es «levantar las limitaciones lo antes posible».

«Sabemos el daño que están produciendo las limitaciones en la economía», ha indicado, para añadir su postura «es clara, es levantar estas limitaciones», y ha añadido que lo van a hacer «lo antes posible». Sin embargo, ha señalado que «va a depender en último término de lo que determine la Dirección General de Salud Pública», al paso que ha recordado que la pretensión es retrasar el toque de queda de las veintidos horas hasta las veintitres horas, «dejando que la restauración cierre de una manera más flexible». «Si puede ser mañana lo vamos a hacer mañana y si no, va a haber que aguardar al lunes para ponerlo en marcha», ha apostillado.