Múltiples asociaciones y activistas trans han anunciado este miércoles frente al Congreso de los Miembros del Congreso de los Diputados que empiezan una huelga de apetito indefinida a fin de que los conjuntos parlamentarios registren en el Congreso la Ley Trans que garantice sus derechos.

La presidente de la Federación Plataforma Trans, Mar Cambrollé, liderará esta iniciativa, al lado de otros setenta activistas, con la meta de romper el «bloqueo que está ejercitando el Partido Socialista» para no aprobar esta regla. También, denuncian que este partido está alineado con Hazte Escuchar y otras formaciones similares a la extrema derecha.

La regla ha sido redactada por el Ministerio de Igualdad y, conforme expone la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Pelado, solo refleja la situación de Podemos. El conjunto socialista está contra la autodeterminación de género que se incluye en la regla. Conforme demanda Igualdad, estos tienen parada la ley para su aprobación en el Consejo de Ministros.

En este sentido, las organizaciones trans solicitan ahora que esta regla se tramite en la Cámara baja como proposición de ley, a fin de que «se discuta con luz y taquígrafos en el órgano de representación de la ciudadanía». Cambrollé explica que no solo demandan esto por el hecho de que tengan «prisa» por aprobar la regla, sino esta situación de «bloqueo» está produciendo un discute beligerante cara el colectivo.

Además, los colectivos han asegurado que el primer boceto del Ministerio «no se debe menoscabar, sino más bien ampliar» y han subrayado que no admitirán ninguna condición al ejercicio del derecho a la libre determinación de la identidad.