La Dirección General de Protección Civil del Ministerio del Interior ha activado hoy un Sistema de Avisos a la Población (Public Warning System) por medio de SMS que se mandará al móvil de todos y cada uno de los ciudadanos que se hallen en un área perjudicada por cualquier clase de urgencia o catástrofe inminente o en curso. El proceso se conoce como ‘112 inverso’.

El aviso va a llegar a cualquier una parte del territorio de España con cobertura de telefonía móvil ya sea 2G (GSM), 3G (UMTS), 4G (LTE) o 5G. Su administración, sin perjuicio de las competencias de las comunidades autónomas en la materia, corresponde al Ministerio del Interior a través del Centro Nacional de Seguimiento y Coordinación de Urgencias (CENEM) de la Dirección General de Protección Civil y Urgencias.

Todas y cada una de las administraciones públicas estatales, autonómicas o locales, que puedan contribuir a la detección, seguimiento y previsión de amenazas de riesgo inminente para las personas y recursos comunicarán la situación al CENEM a fin de que este organismo pueda producir una alarma extendida e inmediata en la zona de peligro a fin de que la población pueda resguardarse ante fenómenos como como inundaciones, incendios, fenómenos meteorológicos desfavorables o accidentes químicos, entre otras muchas urgencias.

A lo largo de la conferencia de prensa siguiente al Consejo de Ministros, la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha anunciado que la medida se ha puesto en marcha este martes, si bien se llevaba trabajando «hace cierto tiempo» en el desarrollo del sistema que formará una parte de la Red de Alarma Nacional (RAN-PWS).

Dejará el envío extendido e inmediato de alarmas a la población facilitando de este modo una contestación considerablemente más veloz ante situaciones de singular gravedad.

Con esta herramienta, España cumple lo preparado en la Directiva Europea 1972/2018 sobre el Código Europeo de Comunicaciones Electrónicas, que establece que los países miembros de la UE deben tener un sistema de estas peculiaridades desde junio de dos mil veintidos.

La puesta en marcha de esta plataforma es una de las medidas del Plan para la Conectividad y las Infraestructuras Digitales, incluido a su vez en el Plan de Restauración, Transformación y Resiliencia. El sistema está financiado a cargo de los fondos del Plan de Restauración y se ha puesto en marcha merced al pacto firmado en el mes de julio de dos mil veintiuno entre los ministerios de Temas Económicos y para la Transformación Digital y el de Interior.