El líder de Vox, Santiago Abascal, ha ahondado este domingo en sus diferencias con el Partido Popular y, sobre todo, con su presidente, Pablo Casado, a quien ha presagiado que «no va a llegar a ningún Gobierno» y ha reprochado que sea un «tosco relevo» de las políticas del Partido Socialista Obrero Español. Además de esto, le ha advertido de que no debería dar como es lógico el apoyo de Vox para llegar al Palacio de la Moncloa.

En un tumultuario mitin en Ifema, en la villa de Madrid, Abascal ha clausurado ‘Viva veintiuno‘ con un duro alegato contra los ‘populares’. «Son unos grises», ha afeado acusándoles de apreciar llegar a la Moncloa solo para dar trabajo a sus seguidores mas sostener exactamente la misma «ideología progre».

«Para ellos, el cambio quiere decir que diez socialistas se marchan al paro y entran diez del Partido Popular», ha lamentado poniendo en duda el compromiso de Casado de derogar las leyes del Gobierno de Pedro Sánchez. «No lo hicieron cuando tenían prácticamente doscientos escaños», ha recordado Abascal.

En verdad, ha apuntado que esas políticas que Casado afirma que derogará cuando llegue al Gobierno están actuales en las comunidades regidos por su partido, como Andalucía, la villa de Madrid o bien Galicia. «No derogará nada y no va a llegar a ningún Gobierno pues a los españoles no se les puede engañar», ha sobre aviso aprovechando para burlarse del «gafe» del presidente del Partido Popular tras la imputación de Nicolas Sarkozy y la renuncia del canciller austriaco Sebastian Kurz, 2 de los participantes en la Convención del Partido Popular festejada la semana pasada.

En este punto, Abascal ha advertido al líder de los ‘populares’ de que no puede contar con el apoyo seguro de Vox. «Igual se halla obligado a votarnos a nosotros», ha deslizado apuntando que la opción alternativa asimismo puede ser un pacto del Partido Popular con los socialistas para «reforzar la humillación institucional».

«Nosotros tenemos nuestra agenda», ha dejado claro Abascal en la presentación de su llamada ‘Agenda España’ con la que Vox se opone a la ‘Agenda 2030’ de Naciones Unidas y que está seguro que contaría con el apoyo de la mayor parte de los españoles si se presentase sin las iniciales de ningún partido tras los «insultos y humillaciones» recibidos por Vox.

Ha sido en la ‘Agenda dos mil treinta‘ donde Abascal ha ahondado en las «semejanzas» entre socialistas y ‘populares’. «Es la agenda de marxistas, socialistas, progres y flojos», ha caricaturizado sobre un decálogo que, acusa, desea «fomentar la inmigración masiva, la ideología de género, la religión climática, un multiculturalismo fracasado y prohibir nuestra cultura arrancando raíces y acallando la historia».

En frente de ello, la ‘Agenda España’ de Vox defiende la familia, la propiedad, la soberanía, la igualdad y la unidad de España. «No se trata de escoger entre la agenda de Sánchez y de Casado por el hecho de que es exactamente la misma. Se trata de escoger un Gobierno patriótico cuya agenda sea España», ha proclamado.

Este es el Ejecutivo que Abascal está seguro de que «tarde que temprano» va a llegar al poder y que «España precisa». Y ha distanciado de esta meta a las iniciales específicas de Vox, que ha asegurado que no es más que «un instrumento al servicio de España».

No obstante, ha reconocido que es un instrumento que por el momento «es útil» y ha recordado los jalones conseguidos por su partido, como la condena a los líderes del ‘procés’ o bien las recientes sentencias del Tribunal Constitucional contra el estado de alarma o bien del ‘cerrojazo’ del Congreso. A su juicio, resoluciones que hubiesen llevado a la renuncia «de cualquier Gobierno de Europa».

«Vox es un instrumento y no lo vamos a sacralizar. Mas marcha para beneficio de los españoles y asimismo para saña de otros», ha enfatizado levantando a Vox como «el mayor defensor del Estado de derecho y de las leyes constitucionales».

En este punto, ha arremetido contra el Gobierno de Pedro Sánchez y sus «obsesiones por remover tumbas, su obsesión por la muerte violenta y el poco cariño por los indefensos y las personas que padecen en instantes finales de su vida».

No obstante, ha sobre aviso de que «pronto» el Ejecutivo deberá contestar frente a los ciudadanos y ha presagiado que van a ser expulsados a la oposición «a lo largo de décadas». «Son el Gobierno de la ruina y de las tumbas, del rencor y de la saña», ha censurado.

Bonos para jóvenes con los que se «birla» a sus progenitores

Abascal se ha dirigido además de esto de manera directa a los jóvenes para advertirles de que les quieren «sometidos» a través de «dádivas, aprobados gratis o bien bonos para juegos». Todos estos talones, los recién anunciados para gastar en cultura o bien el de residencia, ha denunciado que se costean con el dinero que es «arrebatado» a sus progenitores con impuestos «injustos». «Hurtan a vuestros progenitores para adquiriros a vosotros», ha sobre aviso.

«No dejéis que quiten ni vuestra dignidad ni vuestro porvenir. Desdeñad sus migajas, echádselas a la cara, decidles que no deseáis una vida de sumisión y la bazofia de futuro al os quieren condenar -ha pedido-. Deseáis lo mismo que vuestros progenitores, patria, libertad, futuro, trabajo, residencia y familia». Volume cien por ciento