Por MDO/E.P.

Los dos exconcejales de Ahora la capital de España Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer van a ser juzgados el lunes próximo por una presunta comisión de un delito de malversación y prevaricación a lo largo del Open de Tenis. Así lo ha anunciado la Audiencia Provincial de la villa de Madrid, que juzgará a los dos exediles y a la exconsejera encargada de la villa de Madrid Destino Ana Varela por encargar dos informes externos sobre el acuerdo para la celebración del acontecimiento a lo largo del orden en el Municipio de Alberto Ruiz-Gallardón.

El procedimiento tiene su origen en una demanda interpuesta en el orden pasado por el Conjunto Municipal Popular y la asociación Trasparencia y Justicia contra los 3 exresponsables municipales por presuntamente encargar «a dedo» y «sin publicidad» a dos equipos de abogados informes externos para investigar y estudiar la administración y posibles irregularidades del Open de Tenis a lo largo del Gobierno de Gallardón.

De tal manera, la acusación particular solicitó 5 años de cárcel para los acusados, aparte de veinticuatro años de inhabilitación singular para empleo o cargo público. No obstante, la Fiscalía de la capital de España no ve delito en su actuación, por lo que no acusa. Hoy en día, los exconcejales cuentan con un alto cargo al trabajar como aconsejes del Ministerio de Igualdad, encabezado por Irene Montero.

La demanda se sostuvo en la preparación de los informes encargados la villa de Madrid Destino de cincuenta euros cuando los exediles contaban con cargos de máxima responsabilidad en la compañía municipal, al proponer que había a su vez otros 3 informes de la consultoría jurídica que lo descartaban.

«Los demandados decidieron presentar la demanda en la Fiscalía con los informes elaborados por los bufetes de abogados escogidos por ellos para escribir exactamente la misma y que no efectuaban un análisis completo de los informes que basaban las resoluciones adoptadas por los responsables del Municipio en la data en la que se firmaron los contratos y contra los que presentaban la demanda”, mantenía el auto.

Los dos exediles en su día adujeron que el auto vulneraba su derecho esencial a la tutela judicial eficaz y les ocasionaba «indefensión» por el hecho de que adolecía de «falta de motivación» y se ubicaba en el «campo de la arbitrariedad».

En ese instante, podemos destacar que Sánchez Mató aseguró que el auto de apertura del juicio oral era la «culminación de la prosecución del PP» y, a través de esa agrupación, del «excomisario José Manuel Villarejo».

Apoyo por una parte de IU la capital de España

Tras conocer la resolución de la Audiencia Provincial, IU la capital de España ha mostrado su apoyo a Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer, calificando lo ocurrido como una “persecución judicial” de la que son víctimas por «destapar la corrupción de PP”. Así lo han expresado por medio de un comunicado en el que la agrupación ha asegurado que se trata de «un caso incitado por la asociación del excomisario Villarejo y el PP como represalia a las investigaciones sobre la corrupción de los ‘populares’ en el Municipio de la capital española».

El organizador general de IU la villa de Madrid, Álvaro Aguilera, y la organizadora de IU la villa de Madrid Urbe, Yolanda Rodríguez, al lado de otros miembros de la dirección van a estar el primer día de la semana en la Audiencia Provincial acompañando a Sánchez Mato, Mayer y Varela en lo que han definido como un «injusto procedimiento”.